Es hora de hacer las maletas y viajar con vuestros hijos a un lugar en el cual logre gozar toda el núcleo familiar. Esta vez viajando por España.

No se necesita salir del territorio para hallar sitios increíbles que ni los chicos, ni tú, podréis olvidar. Cavernas, poblados indios y muchas cosas más os esperan a todos este verano.

Este verano, aun cuando tengamos que continuar manteniendo las precauciones, tenemos la posibilidad de salir de vivienda y viajar. Si buscas un destino que guste a toda el núcleo familiar, tienes más alrededor de lo cual piensas sitios increíbles para viajar en verano con tus hijos. Ciertos de ellos podréis exprimirlos al más alto en una escapada de fin de semana, y en otros os gustará acomodar un viaje más extenso.

Playas, cavernas, dinosaurios, parques temáticos e, inclusive, reposar como nómadas, son varias de las muchas modalidades que tienes a tu alrededor para gozar todos unidos. Comienza a elaborar las maletas, pues no tendrás la posibilidad de resistirte a los destinos que te recomendamos posteriormente.

Cabo de Gata, Almería

Si buscas una playa en la que desconectar y admirar la naturaleza, empero al costado de tus hijos, Cabo de Gata, en Almería, pertenece a los superiores posibilidades que puedes hallar. Es un parque proclamado reserva natural, en el cual podréis recorrer sus preciosas playas, como Las Negras, Genoveses o playa Mónsul. Ir a sus pueblos, encontrar la Ruta de los Piratas o subir a miradores como la Amatista van a ser vivencias que no olvidarán.

Y si deseas la máxima diversión para ellos, a pocos kilómetros de Cabo de Gata está Oasys, el Parque Temático del Desierto de Tabernas. Copia un poblado clásico del lejano oeste, y visitarlo va a ser como viajar en la época. Hay toda clase de atracciones, juegos, y hasta una región de piscinas para refrescaros.

Dinópolis, en Teruel

Los dinosaurios fascinan a gigantes y a pequeños, y una excursión que tienes que hacer con tus hijos, por lo menos una vez, es ir a Dinópolis. Hablamos de un parque de ciencia y tiempo libre en el cual los dinosaurios son los enormes protagonistas. Los pequeños van a poder encontrar cómo vivían dichos fascinantes animales, qué comían y cómo se extinguieron. Dentro del propio parque, se puede ir a el Museo Paleontológico de Teruel y ver una de las superiores colecciones de dinosaurios que hay en el planeta.

Parque Europa, en Madrid

Si decidís hacer una excursión a la ciudad más importante, la oferta de entretenimiento para los más pequeños es increíble. Empero una de las ocupaciones más originales es ir al Parque Europa, uno de los parques temáticos mayores e relevantes española. Va a ser como un viaje por Europa, sin embargo sin salir de Madrid, debido a que cuenta con 17 réplicas de monumentos emblemáticos de localidades europeas, como la Fontana de Trevi, la Torre Eiffel o un teatro griego. La acceso al parque es gratuita, sin embargo las atracciones que hay dentro sí son de pago. Cuenta con diferentes restaurantes y visitas guiadas.

Las cavernas del Drach, en Mallorca

Volar hasta Mallorca es veloz y subjetivamente sencillo a partir de varios sitios del territorio. Y cuando llegas, comprendes que ha merecido la pena. Las playas, la gastronomía y las ocupaciones para hacer en familia os conquistarán por completo. Y una vez que se va con chicos, una de las visitas más sensacionales es, sin duda, a las cavernas del Drach.

Hablamos de unas cavernas con una antigüedad de millones de años, repletas de estalactitas y estalagmitas, con lagos que podréis recorrer en barca y hasta oír un concierto de melodía tradicional. El recorrido engloba unos 1.200 metros y la visita rígida una hora alrededor de.

Dormir en una yurta, en Cádiz

Ir a Cádiz en verano continuamente merece la pena. Sin embargo si además de ir a sus asombrosos playas, sus bellísimos pueblos y gozar de la gastronomía queréis vivir una vivencia inolvidable, poseemos el proyecto perfecto. Dentro del Parque Natural de Los Alcornocales, un ámbito natural en el cual podréis ir a lagos o admirar dólmenes y pinturas rupestres, tenéis la elección de descansar en una yurt mongola.

Hablamos de la casa clásico de los pueblos nómadas que recorrían el Asia Central. Son artesanales y con vistosos colores que simbolizan el agua, el fuego, la madera, la tierra y el metal. Es bastante práctico reposar en ellas y, además, podréis hacer otro tipo de ocupaciones como tiro con arco o kayak.