Furze resalta que la compañía tiene gorras, termos, sets de asado, jarrones térmicos y paraguas, entre otros productos que conforman un portfolio de más de seiscientos artículos en el que aplican el logo de la empresa que los contrate. “Nosotros diseñamos y fabricamos nuestros propios productos”, delimita el ejecutivo.

El merchandising empresarial tangible sigue teniendo el grueso de la torta, si bien todo el mundo de “experiencias” busca dar cada vez un tarascón mayor. De esta manera es que empresas como Special Gift, Big Box o bien Valija Chica captan dos por ciento del negocio, unos dólares americanos 80 millones. Entre las ofertas de estas firmas se cuentan vuelos en globo, entradas al teatro, pases para jugar diferentes deportes y vouchers para navegar en velero o para comer en determinados restaurants, entre tantos otros.

Cristian Cornejo, directivo de Special Gift, asevera que los regalos empresariales de experiencias ya son una firme opción alternativa también a la hora de estimular o bien premiar recursos humanos, fidelizar clientes del servicio o bien sencillamente homenajear a una persona. “Estamos trabajando en el desarrollo de productos más económicos para así contar con propuestas para empresas con todo género de presupuestos”, añade.

Cornejo señala que hace unos meses la compañía acabó de incluir sus propuestas en formato digital. “Esto deja reducir al mínimo costos de producto y logística, y ofrecer a nuestros clientes del servicio nuevas alternativas 2.0 en la que su marca es, más que nunca, protagonista”, dice el empresario.

Lo que tiene de diferente el negocio, el día de hoy, en comparación con el de hace veinte años, cuando empezó, es que se estila obsequiar merchandising que perdure en el tiempo, en la vida de la persona que fue obsequiada. En Zecat remarcan que hace bastante tiempo que salieron del merchandising que se descarta de forma rápida y comenzaron a elaborar productos con materiales buenos que duren y que después se empleen.

En el momento de hablar de lo más pedido, desde Promoté, empresa argentina dedicada a los regalos empresariales, charlan de aquellos productos que se desarrollan a medida para el usuario con una cuota de innovación y diferencial, como pendrive PVC con forma, ventiladores con oraciones y mensajes Led. “También tenemos los obsequios bien referenciados por segmento, como accesorios de vinos, lifestyle, vida al aire libre, gastronomía y tecnología”, indica Ricky Gonzalez Maurer, director de la compañía.

Para Zecat, en tanto, los productos más demandados en el último tiempo son las mochilas, a partir de la tecnología y de que todo el planeta tiene notebook. “Además, si está buena, se utiliza y es aspiracional”, resalta Furze. Asimismo resalta el buen resultado de los cargadores para celulares y los infaltables de siempre y en toda circunstancia, como termos, paraguas y jarrones térmicos.

¿De qué forma es el negocio en el planeta? En Promoté responden que en otros países hay similitudes con el mercado argentino, con la distinción de que en aquellos más organizados se marcó gran diferencia entre los importadores y las agencias de promoción. “Nosotros buscamos tener un mix creativo”, afirma Gonzalez Maurer.

Un escritorio en el que resaltan termo y mate personalizados, un desayuno en una taza térmica que ostenta el logo de una compañía, una mochila que pasea por todos lados el nombre de una compañía o una cava que a la hora de sacar un buen vino de sus entrañas recuerda el nombre de cierta compañía. Estas y muchas otras postales son posibles merced a los regalos empresariales; un negocio que se afianza en el país.