Las actividades del merchandising iniciaron a fines del siglo XIX con la instauración de establecimientos más modernos que incluían estrategias para rotar los productos y aproximarlos al público. Se ha sido demostrando con estas técnicas que se podía influir hasta un 75% en las compras que acababa por hacer el cliente.

Tipos de merchandising

Los tipos de merchandising son los próximos:

Merchandising de presentación. Se ocupa de estudiar la disposición de los productos en el establecimiento para que la entrada a causa de los consumidores sea lo más sencillo posible. El propósito es dirigir e influir en la conducta de compra con la finalidad de incrementar las llamadas ventas por impulso en las que el cliente compra de forma impulsiva una vez que ve un artículo aunque el mismo no responda a una necesidad en primer lugar. Un ejemplo de esta clase de merchandising se da en las farmacias, donde usan expositores, por ejemplo, para que el comprador tenga una entrada prioritaria a los artículos.

Merchandising de gestión. Con esta clase de estrategias se pretende lograr la mayor de rentabilidad y saciar las necesidades del consumidor. Para realizar esta táctica el establecimiento tiene que conocer cuál es su competencia, el tipo de clientela que tiene y cuáles son las necesidades que poseen. De acuerdo a todo ello, articulará los productos en categorías y líneas sin perder en ningún momento de vista los datos de investigación que va llevando a cabo y trasladándolos a la gestión del surtido de los productos.

Merchandising de seducción. Está centrado sobre todo en el consumidor. Para atraer a los clientes por medio de sus sentidos, los establecimientos tuvieron que desarrollar una serie de técnicas que apelen a estos. Se han predeterminado secciones para los clientes (hombre o dama, por ejemplo), se cuida la iluminación, la música, el aroma, etcétera. Todo con la intención de no solo promover la venta, sino de que resulte una experiencia realmente gratificante para los clientes y se repita en el futuro.

Si estas interesado en adquirir los mejores productos para regalos empresariales podés contactarte con la empresa de merchandising de calidad Somos Tampa.

Beneficios del merchandising

Estos son los primordiales beneficios del merchandising resaltan:

  • Se disminuye la época de compra de parte de los clientes.
  • Aprovechamiento de todo el punto de comercialización para contar con un más grande ingreso por los clientes a los productos.
  • Aumento de ventas.
  • Experiencia más gratificante del cliente.
  • Potenciación de los productos más destacados que quiere el comprador.
  • Acceso más directo a productos que quiere situar en comercialización el establecimiento y que de otra forma no tendrían tanta salida.
  • Aumentar las compras por fomento.