Tips para una comida saludable

Hay dietas que ayudan a regular nuestro peso y varias de ellas ayudan a mantenernos en buenas condiciones; lo mejor siempre va a ser aprender a comer sano para de esta forma evitar cualquier tipo de problemas de salud en el futuro aunque no es tan sencillo, razón por la cual te daremos unos consejos.

No hay porqué limitar a nuestro cuerpo a la ingesta de antojos como una cerveza, una rebanada de pizza, un vino o algún postre. El secreto de una comida sana está en combinar y equilibrar con actividad física, hidratación y un óptimo estilo de vida.

Las vegetales siempre serán una buena opción

Las hortalizas de hoja verde son bajas en calorías; es por esa razón que puedes ingerir las que quieras y no preocuparte por si comiste de más.

Son excelentes compañeras de proteínas como el pollo, pescado o un corte de carne. Su versatilidad provoca que las puedas elaborar de muchas formas distintas, así sea al vapor, cocidas, crudas o en el asador; esto depende de tu apetito y desde luego del tiempo que tengas para cocinar.

El agua es indispensable

Tomar agua sencilla en muchas situaciones puede ser bastante aburrido; afortunadamente tenemos la posibilidad de convertirla en infusiones refrescantes para variarle un poco el sabor.

Mia Nacamulli en un TED Talk habla sobre cuánta agua se debería tomar al día y esto depende de cada persona; lo más aconsejable es que los hombres beban entre 2,5 y 3,7 litros, y las mujeres, de 2 a 2,7 litros.

Si estas interesado en adquirir grandes conocimientos culinarios a través de una carrera de chef de calidad, te recomendamos la carrera de chef profesional de Escuela Gourmet Online.

Cuida tus cantidades

Es fundamental prestar atención a las porciones en el momento de elaborar los alimentos, más que nada si estás empezando a comer de forma sana.

Un buen truco es que tengas en el hogar alguna taza medidora que te ayuda a llevar mejor la contabilización de lo que comas.

Es mejor asado que frito

Entendemos que la comida frita suele ser deliciosa pero absorbe mucha grasa y no siempre es lo más equilibrado. Lo mejor es que si vas a comenzar a ingerir de forma sana optes por elaborar alimentos que vayan directo a la plancha sin necesidad de sumergirlos en aceite.

Recurre a las hierbas de olor para cocinar, las especias y todos aquellos vegetales que jamás te has atrevido a preparar. La salud está vestida de muchas modalidades en la naturaleza y puede manifestarse de maneras muchísimo más creativas que solo una pechuga a la plancha con vegetales al vapor.